Gaston Casapia

Hace un año a las 7:44 pm nació mi hijo Gaetano Zaid. Como regalo a él, les escribo estas líneas…. Los días previos a su nacimiento fueron algo convulsionados. Muchos médicos mandaban a su madre a operación cesárea, no daban con su género, e incluso diagnosticaban hidrocefalia….En sus ecografías se veían dos vueltas del cordón en su cuello….En Espinar se ingresaba a un paro antiminero por varios días y coincidía con su semana 39 y 40, es decir que si había alguna emergencia no se podía salir del lugar….Es por ello que ambos decidimos probar con una Casa Materna. Navegamos en internet y dimos con un lugar maravilloso en el Valle Sagrado de los Incas….Una mujer alemana llamada Leonie nos acogió en su lodge….Llegamos y esperamos en una cabaña rústica con chimenea lejos de todo contacto urbano….Al noveno día nuestro hijo dio indicios de nacer y hacernos compañía, y es así que naturalmente con 4 Kg y casi 60 cm. La teoría que una clínica o un hospital son los únicos lugares donde dan las garantías para el neonato es ficción….Es un bebe sano y desde aquel momento no hace más que brindarnos mucha felicidad….Es el mejor regalo que me ha dado la vida.

Deja un comentario